Albatera 1-3 Orihuela Deportiva

Más de 700 espectadores, animación, colorido, buen juego, ocasiones, emoción y unos cuantos goles. ¿Un partido de segunda regional? ¿Cuántos equipos de superior categoría pagarían por un ambiente como el de El Calvario?

No sabemos si Albatera y Orihuela Deportiva serán los dos mejores equipos de este grupo XV cuando acabe la liga, pero ayer jugaron como si lo fueran. El partido hizo justicia al despliegue emocional de la grada y pasó por todas las fases por las que uno se puede imaginar. El Deportiva cogió el mando durante los primeros 20 minutos. Primero la tuvo Roque, dentro del área, en una clara ocasión que desvió el portero. Después, Yoel lanzó alto un buen chut desde el pico del área.

La segunda parte del primer tiempo fue local, con dominio del Albatera a través de la presión. Ahí llegaron algunas oportunidades, como la magnífica falta lateral que salvó León cuando el balón entraba en la escuadra derecha de su portería. Ambos equipos agradecieron el descanso para recargar pilas e ideas.

En la segunda mitad del partido se precipitaron los acontecimientos. El Deportiva volvió a mostrar su mejor versión de conjunto. El estilo más coral de los de Mario Tormo multiplicó su peligrosidad. A pesar del buen inicio, un penalti por mano de Yoel a la salida de un córner situó el primero (1-0) en el marcador. La respuesta del Deportiva, con una ambición casi obsesiva por ganar el partido, resultó definitiva.

A partir del gol local comenzaron las llegadas en tromba del CFP. Con cabeza, con talento y, sobre todo, con corazón. Un gran centro por banda derecha de Guille terminó con un remate santillanesco (1-1) del otro carrilero, Abel Sarmiento. Resultó una buena expresión del estilo del Deportiva y, también, del talento competitivo de ambos jugadores. Buenos en lo individual y mejores aún en lo colectivo. La celebración de la afición visitante, llena de euforia, pareció más propia de un ascenso que de un empate en liga regular. 

El vendaval del Deportiva durante los últimos 25 minutos despertó aún más si cabe la pasión en la grada, en el banquillo y sobre el tapete. Se multiplicaron las llegadas, los centros de Guille y Rosendo y las galopadas de Yoel. En otra gran jugada de Guille dentro del área, su marcador cayó en la trampa y le zancadilleó ante el primer recorte. Samu Guerrero, recién ingresado al campo tras su lesión, colocó el segundo (1-2) desde el punto de penalti.

En los últimos minutos el Deportiva se gustó, en un acto de redención por el sufrimiento de un partido tan intenso. Manuel Jesús, a los pocos minutos de entrar al campo, anotó el tercer gol en fuera de juego. Apenas un minuto después, y tras regatear al portero en el pico del área, anotó el tercero y esta vez sí subió al marcador (1-3) tras una maniobra genial.

El Deportiva se sitúa líder en solitario tras este meritorio triunfo y recibirá al Torrevieja el próximo sábado (18:15) en El Palmeral. 

Por parte del CFP Orihuela Deportiva lucharon: León; Guille, Isidro, Vicente, Fede, Kino (Abel); Rosendo, Edu (Raúl Castaño); Yoel, Mario Valentinov (Manuel Jesús) y Roque (Samu Guerrero). Ent: Mario Tormo

Goles: 1-1 Abel, 1-2 Samu Guerrero (p.), 1-3 Manuel Jesús

Unas 700 personas en El Calvario de Albatera.