CFP ORIHUELA DEPORTIVA 3 – S. SAN FULGENCIO 3

El Sábado pasado no solamente tenía lugar un partido emocionante contra un equipo que se jugaba la primera plaza de la competición, si no que además celebrábamos el segundo aniversario desde la fundación del club. Hace ya dos años que un grupo de aficionados, desencantados con el modelo imperante existente en el fútbol moderno, que entre otras cosas ha destruido el fútbol como aquello que siempre fue: un movimiento popular de aficionados y aficionadas en ciudades y barrios, decidieron pasar de la protesta y la queja a la acción. El 21 de Abril de 2016 nacía en Orihuela un club nuevo recuperando el nombre que representó el equipo más emblemático de la comarca. El Club de Fútbol Orihuela Deportiva se refunda, esta vez eso sí, con un carácter profundamente democrático y con un fuerte compromiso social, devolviendo el poder a los socios y socias que decidieran formar parte del proyecto, y con el objetivo de participar en vida social de la ciudad y de recuperar los nexos rotos entre los aficionados y los equipos. El partido se vivió por tanto en un ambiente festivo que nos recordaba todo aquello que hemos conseguido y aprendido en estos años y nos animaba a continuar afrontando los retos venideros. Por si fuera poco, el saque de honor corría a cargo de la Asociación de Familiares y Enfermos de Alzheimer Miguel Hernández con motivo de la entrega del dinero recaudado en el II Torneo de Fútbol Sala Murales de San Isidro.

Desde el minuto uno la grada rugió con fuerza y coraje para animar al equipo a conquistar la victoria. La intensidad de los dos conjuntos fue muy alta durante todo el encuentro, pero el Deportiva apretó con más carácter y el primer gol no tardó en llegar. En el minuto nueve, Abel empalma con tanta fuerza el balón que le cae botando en la esquina izquierda del área, que el portero no puede evitar el gol. La fiesta y el júbilo se desata en la grada. El partido sigue y el ritmo continua frenético en el campo, los nuestros no se conforman y el segundo gol casi se materializarse tras un chut de Yoel que impacta en el palo unos minutos después.  Pero la primera parte tenía un dueño y el Deportiva vuelve a encontrarse con el gol. Mario Valentinov, atento ante un mal despeje del defensa del equipo visitante, llega raudo al balón y tan solo tiene que empujarlo para poner el 2-0 en el marcador. Con tan buenas sensaciones, el descanso no tardó en llegar en El Palmeral. Tan solo cuarenta y cinco minutos nos separaban de la victoria, pero había que jugarlos y el Sporting de San Fulgencio no estaba dispuesto a tirar la toalla antes de tiempo.

La segunda parte comenzó en una tónica similar al inicio del partido. Ambos conjuntos dispuestos a disputar cada balón, no importaba el resultado. De nuevo los goles no tardaron en llegar, cinco minutos apenas y un pase en largo de un defensa nuestro llegó a Mario Valentinov, que con un regate genial quedó solo frente al portero y definió implacablemente estirando aun más las diferencias en el resultado. Pese a tenerlo todo en contra, el equipo visitante no bajo los brazos y mantuvo la intensidad en el terreno de juego. Uno, dos y hasta tres goles fueron capaces de meter en apenas 25 minutos. Por un instante la remontada parecía posible, pero el Deportiva no estaba dispuesto a permitirlo, diecisiete minutos dirimirían quien acabaría finalmente por llevarse el gato al agua. Ataques de ambos equipos, el Deportiva llegaba por banda derecha, tiro de Yoel demasiado alejado de la portería para crear peligro. El San Fulgencio aprovechaba el juego a balón parado, pero esta vez el esférico no volvería a penetrar la red. El tiempo pasaba y el empate era ya el resultado más justo. Último saque de esquina y Fenand apenas nos hace soñar con un gran cabezazo que impacta en el larguero. 3-3 y el partido finaliza, los jugadores se acercan a la grada a realizar el ritual de despedida. Empate que nos deja la sensación de que este equipo es capaz de plantar cara a cualquiera que sea el rival.