Derrota con orgullo (Dep. Orihuela 2 – 0 CFP Orihuela Deportiva

Derrota con orgullo

No pudo ser, el balón no quiso entrar y cuando entró fue anulado por la colegiada.

El partido se disputó en Granja de Rocamora, al estar sancionado el equipo local por los graves incidentes que tuvieron lugar en un partido de liga contra el Redován B. El horario, 10:45 de la mañana, no consiguió evitar que la afición del Deportiva se desplazara y animase a los suyos como de costumbre, más de un centenar fueron a la localidad vecina de Granja.

El gol del filial oriolano vino en su única aproximación al área tras balón colgado al área y ejecutar con un tiro cruzado el delantero local que logró superar a León, debutante hoy en la portería del Deportiva. Era el minuto 7.

El encuentro acababa de comenzar y el monólogo gualdinegro también, en los primeros cuarenta y cinco minutos dispuso de distintas ocasiones de gol. Una de ellas tras sacar una falta de forma rápida que dejaba a Borja ante el portero pero faltó acierto. Se sucedían las ocasiones, el mediocampo del Deportiva liderado por Bambi conseguía mover el balón y distribuirlo con criterio. La movilidad de Álvaro arriba y el ímpetu y garra de Rafa creaban continuas situaciones de peligro. Las más claras fueron tras varios remates y rechaces en el área pequeña el balón inexplicablemente no entró. Terminaba la parte con la sensación de haber perdonado la vida al rival.

En la segunda parte entraron al campo Pikele y Mena, que regresaba tras cumplir una larga sanción, por Carlos y Rafa. Si hay una palabra que resuma con exactitud los segundos cuarenta y cinco minutos, esta es asedio, asedio total. El único remedio que le quedó al rival fue balones fuera y el paso del tiempo. El Deportiva las fabricó de todos los colores, llegando por tierra y aire, acechando continuamente el área local. Pikele dispuso de varias ocasiones, una de ellas tras regatear al portero y preparar el remate con su pierna buena, pero no entró. Sí entró un remate de cabeza que enloqueció a la grada pero que la árbitra anuló por fuera de juego inexistente.

Raúl (que entró por Borja) también la tuvo tras rematar un centro desde la banda derecha. Ocasiones de Álvaro, Quino... Y así pasaban los minutos...

Con el Deportiva volcado al ataque vino el segundo gol en el minuto 84 en un uno contra uno, tras el gol, expulsión de Pikele por protestar, resultado de la impotencia y frustración. El fútbol tiene esas cosas, un equipo con voluntad de victoria, con la posesión total del balón y con las mejores ocasiones pierde ante un rival cuya única propuesta futbolística pasó por ver el paso del tiempo y entregarse a balones largos. Mérito, todo hay que decirlo de un Deportiva que impuso su estilo y al que solo le faltó el gol.

El fútbol de vez en cuando con estos partidos nos recuerda que la justicia no le es innata, es un juego, donde el azar y el infortunio también juegan.

filial_deportiva

El próximo partido del Orihuela Deportiva será contra el Grupo Caliche, de Pilar de la Horadada, rival emparejado en la tabla.