Lecturas futboleras para tiempos de excepción

Te sabes el catálogo de Netflix mejor que tu DNI y no te atreves a desempolvar el Scattergories. ¡Tranquilidad! Desde el CFP Orihuela Deportiva os traemos unas cuantas recomendaciones de lecturas futboleras para estos días de confinamiento en casa. 

En primer lugar debemos apuntar hacia lecturas que tratan sobre el fútbol popular o que explican fenómenos comunitarios en torno al balón. Por ejemplo, “Una historia popular del fútbol”, de Mickaël Correia. Este ensayo vincula movimientos sociales con el desarrollo del fútbol desde su invención. Disociar fútbol y política es como distinguir la leche y el colacao en la taza del desayuno.

No podemos olvidarnos de otras obras como “Odio el fútbol moderno”, de Carlos Roberto y Miquel Sanchís o “También nos roban el fútbol”, de María y Ángel Cappa. En ambos se mezclan la nostalgia, la mercantilización desbocada de la industria del fútbol y el rol empequeñecido del hincha. Y, por supuesto, debemos recomendar el libro “Un sueño que se desvanece”, de nuestro querido Samu Guerrero. El delantero del Deportiva escribió este ensayo personal para narrar sus aventuras y desengaños como promesa futbolística. El embudo futbolero contado en primera persona. En la misma línea está la obra “Fútbol B: lo que me habría gustado saber cuando era futbolista y nadie me contó”, de Jacinto Elá. 

Si lo vuestro es la geopolítica y el encaje del fútbol en el puzle infinito, ahí van algunos textos que os pueden interesar. Por ejemplo, “Fútbol y anarquismo”, de Miguel Hernández Ubiría o “Goles y banderas”, de Alejandro Quiroga. También hay obras de referencia en este sentido como “Fútbol y poder en la URSS de Stalin”, de Mario Alessandro Curletto o “St.Pauli: otro fútbol es posible”, de Carles Viñas y Natxo Parra. Hamburgo no se puede explicar sin su rivalidad futbolística y esta es inseparable de las connotaciones políticas del St. Pauli. 

No nos olvidamos de “Markaz Tulkarem: el retorno del equipo refugiado”, coordinado por Joseba Zabalza. Esta obra, que combina texto y fotografía, explica el infrafútbol en Palestina dentro de un contexto de conflictividad social, militar y política. Además, nuestro club tuvo el privilegio de presentar el libro a nuestros socios en un acto realizado en la librería Códex de Orihuela.

Si os gustan los libros mestizos, “Fútbol y cine”, del periodista Carlos Marañón, puede ser una gran opción. El título es elocuente. Como también lo es “FIFA mafía”, de Thomas Kistner. “El faro de Dalatangi” y “11 ciudades”, ambos de Axel Torres, nos llevan de viaje con el fútbol como maravilloso pretexto. Otros libros especializados que no podemos dejarnos son “Fútbol y matemáticas”, de David Sumpter e “Indomable”, de Alberto Edjogo, para entender mejor la historia del fútbol africano.

Por último, debemos concluir con unas recomendaciones sobre clásicos. El canon literario en términos de fútbol es más flexible que en el contexto literario general, pero en cualquier caso ahí va nuestra selección. “El fútbol a sol y sombra”, del uruguayo Eduardo Galeano es, quizá, la obra de referencia en castellano para entender la historia del fútbol cronológicamente y a través de una de las mejores plumas del siglo XX. Es imposible obviar la lucidez de Manuel Vázquez Montalbán con su “Fútbol: una religión en busca de un Dios” o la de Juan Villoro con otra referencia divina en “Dios es redondo”. 

“Fiebre en las gradas”, de Nick Hornby y las crónicas de Enric González desde Italia en la primera década del siglo con “Historias del calcio” harán las delicias de los amantes del fútbol entendido como pasión. “Fútbol contra el enemigo”, de Simon Kuper o la colección de Hooligans Ilustrados que edita Libros del KO merecen una mención en este altar de lecturas futboleras que improvisamos en esta situación extraordinaria.

No están todas las que son, por lo que os animamos a que aprovechéis para destacar a través de nuestras redes sociales cuáles son esas obras de culto que para vosotros deberían estar glosando estas líneas. Os deseamos salud, os pedimos prudencia y os sugerimos buenas lecturas. La mejor receta para tiempos de excepción.