Orihuela Deportiva 3-0 Formentera C.F.

Propósito de año nuevo: explicar más y mejor qué es este modelo que nos hace diferentes. Dicen que el fútbol popular lo componen 10 ó 12 equipos en España, entre los que está el Orihuela Deportiva. Y no. Equipos del pueblo hay muchos más, solo que ellos no lo saben. Vallas, patrocinios, apropiación de instalaciones públicas, subvenciones… los que critican el modelo popular pagaron su campo, su delantero o incluso su plaza con el dinero de todos. ¿Quién es popular y quién no?

En 2019 seguirá el mamoneo que cimenta las prebendas arbitrarias. Seguirán los mismos dedos decisores y los mismos estómagos agradecidos. Y seguirá Samu Guerrero con su propósito de volver al fútbol con un ascenso bajo el brazo. Sin su socio en el ataque, Samu asumió la responsabilidad y se aprovechó del trabajo de Manuel Jesús en brega con la defensa rival. Tras un remate de este, en el minuto 25, Guerrero estuvo listo para situar el primero (1-0) en el marcador. Oportunismo ilustrado. 

El Deportiva, fresco tras el parón invernal, anduvo rápido y eficaz. Aprovechó la superioridad para tener la posesión y generó diversas ocasiones antes del descanso. Manuel Jesús estuvo cerca, pero se encontró con el arquero rival en más de una oportunidad.

Pese a responder con acercamientos peligrosos, el Formentera claudicó con el segundo tanto de los locales. Ya en la segunda parte y tras una buena jugada individual de Manuel Jesús, el árbitro señaló penalti y Samu (2-0) no perdonó. El Formentera no se repuso del golpe y echó en falta recursos ofensivos para contraatacar. 

La entrada de Roque fue un impacto en un partido que se iba apagando al ritmo que interesaba al CFP. Como si la velocidad crucero no fuera suficiente, Antolinos imprimió una marcha más a los últimos minutos del choque. Buscó con ahínco su gol y terminó encontrando el de Abel Sarmiento. Tras una preciosa jugada individual en banda izquierda, teledirigió un centro que Abel remató a la red (3-0) para cerrar el partido. Primer tanto del inteligente carrilero oriolano, que escondido bajo su perfil de hombre silencioso volvió a cumplir con lo que el equipo necesitó. Como casi siempre que pisa el verde. 

 

Por parte del CFP Orihuela Deportiva lucharon: Cristian; Diego, José Berná, Fede, Isidro (Sergio), Edu (Abel); Rosendo (Trino), Raúl Castaño, Kino (Roque); Samu Guerrero y Manuel Jesús. Ent: Mario Tormo

Goles: 1-0 Samu Guerrero, 2-0 Samu Guerrero (p.), 3-0 Abel

Unos 300 espectadores en el Polideportivo del Palmeral.

CFP Orihuela Deportiva 1-0 Atlético Orihuela

Hay partidos en los que en cada pelota hay una lesión en juego. Choques a la altura de la tibia, al borde de la fractura. Tensión en la grada y en la cara del árbitro. En el peor de los casos se llega a la violencia, verbal o de cualquier otro tipo. Enfrentamientos tribales, con ritos y procedimientos que avergonzarían a Magallanes. Hay partidos en los que, en ausencia de todo eso, se ven bonitas combinaciones por banda, triangulaciones, contragolpes, cambios de orientación y un flujo de ocasiones, para un lado y para otro, que ponen tus cervicales a prueba de juez de silla en un partido de tenis.

Cuando todo eso se ausenta, lo único que importa es ganar, así es que olvidad el cómo y el por qué, y quedaos con el solitario gol de Samu (1-0), que en un partido infame de ambos equipos, nos regaló una victoria imprescindible y un liderato navideño para soñar. ¡Felices fiestas!

Por parte del Orihuela Deportiva lucharon: León; José Berná (Diego), Fede (Sergio), Vicente, Isidro, Edu (Abel); Trino, Rosendo, Kino (Roque), Samu y Yoel. Ent: Mario Tormo

Goles: 1-0 Samu Guerrero

Unas 350 personas en el Polideportivo del Palmeral

CFP Orihuela Deportiva 1 vs Sporting Saladar 3

Nefasta visita del Sporting Saladar al Palmeral. Un conjunto rocoso y duro, que aprovechó tanto sus ocasiones como la permisividad del árbitro, consiguió desquiciar al Deportiva en la semana en la que recuperaba el liderato.

Tras un comienzo de encuentro sin ocasiones muy claras para los dos equipos, en el 23’ los visitantes abrían la lata (0-1) con un balón que entraba a la portería gualdinegra tras varios rechaces dentro del área.

El Deportiva tuvo varias opciones de equilibrar la balanza con numerosas internadas de José y Yoel por la banda derecha pero la defensa sportinguista las abortaba una y otra vez. El balón parado también permitió poner en peligro la meta visitante tras sendos saques de banda que apuntaban a la escuadra, pero se escaparon por centímetros.

Al filo del descanso los blanquiazules ampliaban las distancias tras un centro lejano que remataba a placer un integrante del Saladar completamente solo (0-2).

 

El Deportiva salió muy enchufado en el segundo tiempo a pesar de las numerosas pérdidas de tiempo de los sportinguistas y de la temprana expulsión de Berna.

En el 70’ Kino acortaba distancias con un disparo raso con la zurda dentro del área (1-2).

En una tarde bipolar, pasamos de la euforia por el empate heroico a la sentencia. Primero, el árbitro anuló el que podía haber sido el tanto del empate a Samu, que enganchó un balón que coló por el centro de la meta visitante.

Cuando mejor estaba el Deportiva, y aún con la duda de por qué el tanto no había subido al marcador, el trencilla decantó el partido señalando una pena máxima a los visitantes que puso el 1-3 definitivo en el marcador.

La moneda cayó cruz, pero la lucha sigue.

 

Por parte del Deportiva lucharon: León; Guille (Kino), Isidro (Sergio), Fede, Vicente, José; Trino (Edu), Rosendo; Roque (Manu), Samu Guerrero, Yoel. Ent: Mario Tormo

Goles: 1-2 Kino.

Unas 250 personas en el Palmeral

CFP Orihuela Deportiva 2-1 Atco. Algorfa

Ser socio de un equipo de accionariado popular tiene múltiples ventajas. Eres dueño del club al que animas, que además de ser poético te genera un vínculo casi irrompible. Además, eres parte de las decisiones trascendentales de la entidad. Y lo mejor de todo es que vives tranquilo sabiendo que ningún vendedor de crecepelo comprará el equipo, con lo que te ahorrarás el clásico #SOSMiClub. ¿Es necesario movilizar a medio mundo para salvar al club que tu propia ciudad abandonó hace décadas?

No todo es tan bonito, claro. Que tu defensa despeje un balón hacia la nada te duele por el hecho de que pueda acabar pinchado en una palmera, no por la jugada que no llega a nacer. En el encuentro frente al Algorfa proliferaron esas acciones. Balones infinitos por el aire, intercambio de pelotazos y mediocentros defensivos haciendo lo que se espera de ellos. 

En la primera parte tan solo alguna llegada de Abel, quien acumuló hasta 3 ocasiones, puso a prueba a los visitantes. El carrilero oriolano estuvo activo y volcó el peligro del Deportiva al lado izquierdo. El Algorfa, por su parte, solo inquietó con un tiro lejano que golpeó en el travesaño. Con la clara idea de no permitir contragolpes a los rápidos delanteros oriolanos y sin apenas ocasiones de gol, el soporífero choque llegó al tramo final.

En los últimos 30 minutos el Algorfa encontró peligro con balones largos a la espalda del CFP. En un jugada por  banda derecha, el delantero visitante acertó (0-1) con fortuna por encima de León. Con el doble cambio de Tormo, Manuel Jesús y Roque impulsaron al Deportiva con un nuevo aire. En una de esas acciones, y tras varias oportunidades desperdiciadas, Roque puso el empate (1-1) con la electricidad que se espera de él.

En los últimos dos minutos de tiempo reglamentario, y cuando el balón de Yoel entraba tras una salida en falso del portero rival, un defensa visitante sacó la mano para evitar el segundo de los locales y el colegiado lo cazó. Penalti y expulsión, en un hermoso homenaje a Rafa Guerrero. La pena máxima, en botas de Yoel, se fue a las manos del portero, quien rechazó el esférico a los pies del delantero. El rechace, esta vez, sí que entró (2-1) para colocar el marcador definitivo. 

Con esta victoria, el Deportiva recupera el liderato antes de recibir al Sporting Saladar.

Por parte del CFP Orihuela Deportiva lucharon: León; Diego (José Berná), Fede, Sergio, Vicente, Abel (Roque); Isidro (Manuel Jesús), Raúl Castaño (Edu), Kino; Samu Guerrero y Yoel. Ent: Mario Tormo

Goles: 1-1 Roque, 2-1 Yoel

Unas 200 personas en el Polideportivo del Palmeral.

Sporting Orihuela 2-2 CFP Orihuela Deportiva

¿Cómo podemos querer tanto a un deporte en el que, en ocasiones, no pasa nada durante una hora y media? El fútbol es injustificable desde un punto de vista lógico. Lo sabemos, lo aceptamos. Nos da igual. Este fenómeno se exacerba cuando hay un derbi. Cuando la rivalidad callejera se traslada al campo y durante una tarde miramos a nuestros vecinos con el cainismo que impediría una convivencia normal en el día a día. 

Por suerte, esto no es Argentina. Cuando acaba el partido la emoción se relaja, chocamos manos, saludamos, nos despedimos, nos deseamos desgracias deportivas y suertes personales e incluso cae algún abrazo. Es un derbi de regional, pero pocas síntesis hay mejores de lo que es el fútbol y de por qué lo queremos tanto.

En el terreno de juego el partido no comenzó tan pasional como se esperaba. Los primeros minutos, de tanteo, sirvieron para que el Deportiva sobara la pelota, con una ingenua intención de cansar al Sporting. Los naranjas comprendieron una vez más qué es un derbi y cuál es su posición en el fútbol local. Empequeñecidos, pero no muertos. Cualquier ocasión es buena para reivindicarse y ninguna mejor que frente al Orihuela Deportiva.

Las ocasiones llegaron conforme se fueron diluyendo los centros del campo de uno y otro. Como la doble oportunidad que tuvieron Samu Guerrero y Yoel, tirando el primero al palo y mandando la bola arriba el segundo. Ya en la segunda parte, comenzó la fiesta.

El partido se rompió a partir del penalti que situó (0-1) por delante al Deportiva. Kino lo tiró centrado y apuntaló su gran partido como organizador del equipo. El CFP no pudo gestionar la ventaja durante tantos minutos y el Sporting Orihuela empató (1-1) con un afortunado cabezazo a la salida de un córner. El remate fue sorteando rivales tras botar en el área pequeña y entró pegado al palo. 

Los últimos minutos trajeron la locura al partido. El Deportiva agobió al equipo local con múltiples ocasiones en botas de Yoel, Samu, Manuel Jesús, Raúl o Guille. Este último tuvo la más clara, con un cabezazo que sacó con talento el portero del Sporting. Por fin, y tras una acción embarullada, Samu Guerrero encontró el camino del gol (1-2) con una limpia definición. La alegría duró poco y un par de minutos después, con el tiempo reglamentario casi cumplido, el Sporting aprovechó dos rebotes dentro del área para empatar (2-2) con un tiro que pegó en el larguero antes de entrar.

El Sporting se acercó a la meta de León con más voluntad que talento. El Deportiva se volcó y las tuvo por dentro, por fuera y desde lejos. El resultado refleja con cierta fidelidad la tensión y el esfuerzo. Incluso las llegadas. Las ocasiones de uno y otro, eso sí, dejan la sensación de que el Sporting ganó un punto y el Deportiva perdió dos

En unos meses tendremos revancha. ¿Estará atenta la Concejalía para entonces? ¿Vio ayer el número de aficionados que abarrotaron las mediocres instalaciones del Palmeral? ¿Comprenderá que el problema de nuestra ciudad no se cura con sillas de plástico de uno u otro color?

 

Por parte del CFP Orihuela Deportiva lucharon: León; Guille, José Berná (Edu), Vicente, Fede, Abel (Diego); Raúl Castaño, Kino (Bambi); Samu Guerrero, Yoel y Roque (Manuel Jesús). Ent: Mario Tormo

Goles: 1-0 Kino (p.), 2-1 Samu Guerrero

Unos 350 espectadores en el Palmeral.