FC START, CUANDO LA NECESIDAD DE GANAR VENCE AL MIEDO A MORIR

La toma de Kiev por parte de las tropas nazis en 1941 supuso un duro contratiempo para los soldados del Ejército Rojo, pero también sirvió de antesala para una de las historias más sorprendentes en las que el fútbol y los contextos beligerantes harían una vez más simbiosis para enaltecer valores como la justicia o la valentía. El Reichskommissariat Ukraine, es decir, la unidad administrativa de los territorios ucranianos bajo el control nazi generó el terror en el territorio soviético masacrando o deportando a judíos o disidentes del régimen nazi en campos de concentración. El Dinamo de Kiev, uno de los clubes referentes de la Unión Sovietica, se vio seriamente perjudicado tras la ocupación alemana ya que muchos de sus jugadores acabaron vagabundeando por las calles. Un contexto muy degradante teniendo en cuenta que meses atrás eran aclamados por ser reconocidos futbolistas. Antes de comenzar es importante advertir a la audiencia de la dificultad de narrar todos los sucesos de forma verídica debido a la constante propaganda de ambas potencias que ha podido influir en la mitificación de este suceso.

Resultado de imagen de FC START"

Toda gran historia ha de comenzar en una humilde morada, en este caso en una panadería, y es por ello que debemos ubicarnos cronológicamente en 1942. Iosif Kordik, generente de la panadería mencionada por su origen alemán, era un aficionado del Dinamo que reconoció al guardameta de su equipo, Mykola Trusevych, en búsqueda de empleo con un aspecto muy degradado. Con un gran gesto de bondad, el panadero le proporcionó techo, alimento y trabajo de forma clandestina con el riesgo que suponía debido a las represalias de las tropas de Hitler. Animado por Kordik, Trusevych salió en búsqueda de sus antiguos compañeros de equipos para formar el equipo de la panadería y es así como nació el FC Start, posiblemente con el uso del término anglosajón para hacer referencia a la estrella de cinco puntas característica de la URSS. Esta plantilla fue finalmente compuesta por ocho jugadores del Dinamo de Kiev (Svyridovskiy, Korotkykh, Klimenko, Tyutchev, Putistin, Kuzmenko, Goncharenko y el mencionado Trusevych) y tres jugadores del Lokomotiv de Kiev (Balakin, Sukharev y Mielnizhuk).

El ministro de propaganda nazi, Joseph Goebbels, vio en el fútbol una oportunidad de certificar la supuesta supremacía aria de estos seres eugenésicos, es así como el FC Start comenzó a jugar partidos contra las fuerzas del Eje consiguiendo la victoria en todos. Durante 1942, el equipo soviético se enfrentó a la guarnición húngara (6-2), a la guarnición rumana (11-0), un equipo de trabajadores del ferrocarril militar (9-1), el PGS alemán (6-0), y dos veces contra el MSG Wal húngaro (5-1 y 3-2). Los mandatarios de la Alemania Nazi se quedaron en evidencia ante un grupo de jugadores desnutridos pero que su calidad con el balón era suficiente para saldar los partidos de forma notoria. Por todo ello, el Flakelf, un equipo compuesto por militares y pilotos de la Lufftwaffe fue la última esperanza de los alemanes para erradicar todos aquellos rumores de debilidad racial que mancillaban su reputación. Este enfrentamiento no cambió la tónica anterior pues el partido concluyó con un severo 5-1 para los ucranianos.

Tras estas apabullantes derrotas, las autoridades alemanas organizaron un encuentro de revancha. Es así como el 9 de agosto de 1942 tuvo lugar el conocido como <<partido de la muerte>>. Un comandante de las SS se dirigió al vestuario del conjunto soviético para hacer una advertencia, que se dejaran perder para evitar graves consecuencias. Pese a las amenazas y a la disparidad en el trato entre ambos equipos (el árbitro fue un oficial de las Waffen-SS que permitía el juego sucio de los nazis), los integrantes del FC Start ganaron el partido con un contundente 5-3. Cabe destacar una jugada en la que Klimenko, tras regatear a la defensa y el portero a placer, lanzó el balón al medio del campo pese a tener la portería vacía como forma de protesta y para dejar constancia de la superioridad ucraniana. Este grupo de futbolistas dejó una herida muy grande a la invencible Alemania Nazi y por ello fueron detenidos por la Gestapo ya que eran sospechosos de pertenecer a la NKVD. Algunos integrantes fueron ejecutados en el campo de prisioneros de Syrets, mientras que otros consiguieron sobrevivir para poder dar voz propia a las épicas hazañas del equipo del panadero Kordik.

CD Torrevieja 0-0 CFP Orihuela Deportiva

Hace casi ocho años, en enero de 2012, Diego Simeone se hizo cargo del Atlético de Madrid. Tras unos meses que discurrieron entre la polémica constante y la vergüenza puntual, como la eliminación en Copa del Rey frente al Albacete Balompié, el club apostó por Simeone. En su primer partido, en Málaga, el Atlético de Madrid no consiguió tirar a puerta. Desesperó a su rival, a los televidentes e incluso a su propia afición… Pero consiguió no perder. Aquel empate a cero, que parecía anodino y tan insulso como el resto de la temporada, fue el primer gramo de hormigón de unos cimientos duraderos y estables. La primera piedra de un futuro brillante.

Agustín Mompeán no se ha encontrado un equipo roto, ni mucho menos. Pero, como Simeone en Málaga en aquel invierno de 2012, ha priorizado la estabilidad sobre cualquier otro aspecto. El Deportiva empató un partido (0-0) en el que el CD Torrevieja llegó más y con más peligro, pero en el que los oriolanos demostraron una solidez con la que ya encadenan cinco partidos consecutivos sin perder.

El nuevo técnico gualdinegro no planteó grandes cambios respecto a lo que nos tenía acostumbrados Mario Tormo. Con una alineación condicionada por las bajas, el club popular resistió bien el poderío físico de los salineros y los arreones a los que se vio sometido. Primero salvó León, con dos grandes paradas en el primer tiempo. Después, el desacierto de los atacantes torrevejenses de cara a gol impidió que se adelantaran en el marcador. Por último, en la segunda parte, la inteligencia táctica de Tatto y Mario Sánchez dieron aire a los gualdinegros frente a las acciones ofensivas de un CD Torrevieja volcado.

Pese al dominio de los locales, que dispusieron de al menos cuatro buenas ocasiones, los de Mompeán aumentan la racha de partidos sin perder, puntúan en una cancha muy difícil y asientan los cimientos de un futuro prometedor. 

 

Por parte del CFP Orihuela Deportiva lucharon: León; Tatto, Mario Sánchez (Berná), Fede, Gonzalo; Josan (Víctor Jara), Manu (Raúl Castaño), Rosendo, Abel (Valentinov); Samu Guerrero y Trino. Ent: Agustín Mompeán

Unos 250 espectadores en el Nelson Mandela de Torrevieja

COMUNICADO OFICIAL

El CFP Orihuela Deportiva acuerda la contratación de Agustín Mompean González como nuevo entrenador de la primera plantilla para esta temporada.

De 35 años, natural de la pedania oriolana de San Bartolomé y con licencia de entrenador UEFA Pro, posee experiencia en distintos equipos: categorías inferiores del Rafal CF y Elche CF, At. Orihuela Juvenil, con el que ascendió a Preferente Juvenil; y primer equipo del Rafal CF, con el cual ascendió de Segunda a Primera Regional, y posteriormente con el mismo equipo en categoría Preferente. Destacar también que es entrenador en verano de la Academia del FC Barcelona.

¡Bienvenido Agustín!

CFP Orihuela Deportiva 1-1 CF San Fulgencio

El Deportiva empató (1-1) en su encuentro frente al CF San Fulgencio tras un dominio inconcreto durante la primera mitad. Pese a las buenas ocasiones de las que dispuso el equipo gualdinegro, incluyendo un lanzamiento a la madera, los visitantes resistieron bien el acoso del equipo popular. Gonzalo, muy activo, fue el hombre más destacado del Deportiva en el primer tiempo y alteró con su desborde el sistema defensivo del rival.

En el segundo tiempo, el dominio se alternó. El plan de juego en largo del San Fulgencio comenzó a generar más inquietud y, aunado al cansancio mutuo, igualó las fuerzas de un partido clave para afianzar la salvación en el caso del Orihuela Deportiva. León tuvo que intervenir con alguna buena parada para evitar el gol visitante. A pesar de eso, un desajuste defensivo en el cuadro local provocó un espacio que el Sanful no desaprovechó. En el minuto 79, cuando el partido se abocaba al empate sin goles, el equipo rival se adelantó con un buen balón cruzado (0-1)

Este resultado revivía a un hundido San Fulgencio, penúltimo en la tabla. Pero en la última jugada del encuentro llegó la alegría para los locales. Trino Andreu cazó en el segundo palo un gran centro de Guille desde la derecha. El atacante remató con brillantez de cabeza y empató un partido (1-1) en el que el Deportiva no merecía perder. Además, este encuentro cierra la etapa de Mario Tormo como entrenador del Club de Fútbol Popular Orihuela Deportiva. 

La despedida de Mario nos hace pensar en el budismo y en qué pasará después cuando todo se acabe. Es una religión sin Dios y, en su cosmovisión, cree que el hombre debe desligarse de las cosas materiales y de las personas porque generan sufrimiento a través de la dependencia que provocan. Pese a ser una definición simplista, ¿no posee el fútbol una verdadera categoría de religión? Una deidad creadora, purgatorio, dependencia, reivindicación de una identidad colectiva, un inquebrantable sentimiento de pertenencia e incluso alcance del nirvana… Siempre y cuando llegue el gol de la victoria en el descuento. Mario no podría practicar el budismo.

Tormo se despidió del CFP Orihuela Deportiva tras dos años y medio llenos de éxitos. Hasta el último día demostró la misma intensidad que le han caracterizado durante todo su mandato en el banquillo. Un tipo que lo deja porque considera que el juego y su club se merecen una entrega del 101% que no puede ofrecer en este momento de su vida.

Su legado nos deja el primer ascenso de categoría de la historia del club, un método de juego que convence a la afición y una forma de manejar los elementos que ha hecho del vestuario una roca frente a los ataques externos. Mario Tormo ha sido el mejor entrenador posible para esta etapa del club. Es un tipo enganchado al fútbol, al balón, al Deportiva y a su gente. Es una unión para toda la vida. Definitivamente, Mario Tormo no podría ser budista.

 

Por parte del CFP Orihuela Deportiva lucharon: León; Tatto (Abel), Mario Sánchez, Raúl, Guille; Víctor Jara (Valentinov), Fede, Manu García, Gonzalo (Trino Andreu); Samu Guerrero y Josan (Andrés). Ent: Mario Tormo

Goles: 1-1 Trino Andreu

Unos 300 espectadores en el Polideportivo de Las Espeñetas

Racing San Miguel 2-2 CFP Orihuela Deportiva

El Deportiva cosechó un valioso empate (2-2) en su visita a San Miguel. A pesar de las diferencias presupuestarias, los oriolanos tomaron el mando en los primeros compases del encuentro y mostraron su disposición de jugar de tú a tú frente a los salineros. Tras un balón al palo de Samu Guerrero en el minuto 22, Libu abrió el marcador (0-1) con un remate a bocajarro en el área pequeña. Tras una carambola, el central oriolano fusiló con la izquierda y adelantó a los gualdinegros.

A partir de ahí, el equipo popular no consiguió calmar el partido e imponer un ritmo apropiado para amortizar su ventaja. En una de las llegadas que acometió el Racing San Miguel en los minutos siguientes llegó el empate de penalti (1-1) cuando ya se superaba la media hora de partido.

En la segunda parte, el Deportiva tuvo más dificultades para controlar el centro del campo y, poco a poco, fue sucumbiendo a los intereses locales. Las constantes interrupciones desembocaron en un partido muy trabado, con pocas ocasiones. En una de esas, ya en el minuto 90, el San Miguel se adelantó (2-1) e infundió la sensación de que el partido había terminado. Así lo celebró el equipo local. Pero en el 94, cuando el encuentro agonizaba, Josan sorprendió a todos con un gol (2-2) que hizo justicia a lo visto sobre el terreno de juego y que aplacó los ánimos de los locales.

Con este punto, el Deportiva afianza su posición en la media tabla clasificatoria y ya acumula tres partidos consecutivos sin perder.

Por parte del CFP Orihuela Deportiva lucharon: León; Guille (Sergio), Mario Sánchez, Libu, Gonzalo; Mario Valentinov (Manuel Jesús), Rosendo, Fede (Raúl), Víctor Jara; Samu Guerrero y Andrés (Josan). Ent: Mario Tormo

Goles: 0-1 Libu; 2-2 Josan

Unas 250 personas en el Montesico Blanco de San Miguel