Santa Pola 2-0 CFP Orihuela Deportiva

Crear un equipo de fútbol es divertido. Eliges los colores, el escudo, a los jugadores. Los cánticos. Sueñas con ascensos. Pasas por todos y cada uno de los campos de la comarca. Posteriormente, por los del resto de la provincia. Te sorprendes. ¿Cómo es posible que hasta pueblos de 2000 habitantes tengan mejores instalaciones deportivas que Orihuela? ¿Hacia dónde carajo ha fluido el dinero público durante los últimos 35 años? ¿Necesitamos una inundación para evidenciar carencias que se conocen legislatura tras legislatura?

Santa Pola, por supuesto, no fue una excepción. El buen estadio Manolo Maciá acogió al Deportiva en una mejorada versión del equipo gualdinegro. El progreso, eso sí, no fue suficiente para evitar la derrota (2-0) ante un Santa Pola superior.

El equipo costero fue incapaz de crear un gran número de ocasiones, pero fue más certero que los amarillos. En el minuto 15, tras una jugada ensayada a la salida de un córner, la escuadra santapolera se adelantó en el marcador (1-0) con un trallazo imposible para León que los locales ejecutaron desde la frontal del área.

El resto de la primera parte fue un quiero y no puedo por parte del visitante, que solo creó peligro a través del balón parado que tan bien proyecta Rosendo. Tras la reanudación vimos los mejores minutos del Deportiva en estas dos jornadas. Primero fue Vegara, con un gran chut desde fuera del área, y después Rosendo, con una falta magistral, los que pudieron igualar la contienda. Tras ese arreón, el Deportiva tuvo más dificultades para canalizar el juego por las bandas y el Santa Pola recuperó el control. 

Conforme pasaron los minutos, el CFP se empequeñeció y tuvo más dificultades para vincular defensa y ataque. El equipo se estiró y sufrió con cada pérdida en el centro del campo. En una de esas, el Santa Pola finiquitó el choque en una buena combinación que acabó con un pase de la muerte y un disparo cruzado que supuso el segundo y definitivo gol (2-0).

El Deportiva mostró arrojo y no se dio por vencido, pero no tuvo capacidad para encontrar la portería rival. Una gran parada de León y el desacierto en ataque de los santapoleros evitaron un marcador más abultado. 

Los amarillos recuperan sensaciones poco a poco, pese a que siguen lastrados por la ausencia de un futbolista tan importante en su esquema como Yoel Albarracín, capaz de modificar la línea de presión y el sistema ofensivo gracias a su versatilidad.

Los resultados positivos volverán pronto. Rendirse no es una opción.

 

Por parte del CFP Orihuela Deportiva lucharon: León; Guille (Tatto), Mario Sánchez, José Berná, Raúl Castaño (Abel), Gonzalo; Rosendo, Vegara; Samu Guerrero; Mario Valentinov (Víctor Jara), Josan (Trino). Ent: Mario Tormo

Unas 300 personas en el estadio Manolo Maciá de Santa Pola