UDF Sax 1-2 CFP Orihuela Deportiva

Para sorpresa de algunos y decepción de otros, el CFP Orihuela Deportiva demostró una vez más que no está KO con su victoria en Sax (1-2). La rendición es un concepto desconocido en este club. ¿Quién puede seguir dudándolo?

El Deportiva asaltó la cancha del líder con una gran victoria que constata la mejoría física y anímica de los de Tormo. Tras unos primeros minutos en los que el Sax intimidó con la rapidez de sus puntas, el Deportiva tomó el mando, asumió responsabilidades y fruto de ese dominio llegó el primer tanto. En el minuto 18, tras una falta botada por Rosendo, un gran remate de Samu Guerrero situó a los gualdinegros por delante (0-1). El atacante atraviesa su mejor momento con el Deportiva, tanto por su racha goleadora como por las magníficas sensaciones que trasmite en cuanto a nivel físico y liderazgo.

Una buena intervención de León evitó el empate de los locales a la media hora de juego, en un preludio de lo que fueron los últimos minutos del primer tiempo. El líder apretó y buscó con insistencia la portería oriolana, incluso con un tiro al palo, pero sin suerte. 

En la reanudación, el Sax volvió a aproximarse al gol con otro tiro al palo desde la frontal en un disparo envenenado. Tras mucho insistir, el conjunto sajeño encontró el camino del empate. Una falta lateral lanzada en el minuto 62 provocó un barullo en el área que los locales supieron resolver en el segundo palo para situar el empate (1-1)

El Deportiva supo pasar el mal trago y volvió a competir a su mejor nivel. La intensidad de Víctor Jara fue de nuevo, como en el último partido, un soplo de aire fresco para un Orihuela Deportiva serio y riguroso. El CFP dejó claro que el objetivo era sumar los 3 puntos y seguir escalando en la tabla. Primero con un penalti no señalado tras un agarrón a Libu y después con un tiro de falta directa de Rosendo que se marchó al larguero tras un ligero toque del portero. En el córner posterior, que también lanzó Rosendo, Trino Andreu remató de cabeza al fondo de la portería para situar el segundo y definitivo (1-2) gol de los amarillos. 

Los últimos minutos fueron una buena prueba de que este equipo sabe gestionar situaciones de tensión e igualdad. El Deportiva contuvo los arreones del Sax, que terminó con un jugador menos tras una expulsión en el descuento. El Orihuela Deportiva respira tras un inicio convulso y ya se conjura para enfrentarse al Callosa B el próximo fin de semana.

Por parte del CFP Orihuela Deportiva lucharon: León; Guille, Libu, Mario, Abel (Trino); Víctor Jara, Rosendo, Vegara (Raúl Castaño), Gonzalo (Sergio); Samu Guerrero y Mario Valentinov (Josan). Ent: Mario Tormo

Goles: 0-1 Samu Guerrero; 1-2 Trino

Unos 450 espectadores en ‘El Pardo’ de Sax

CFP Orihuela Deportiva 6-2 Castalla CF

El Deportiva espantó muchos de sus fantasmas con una tremenda goleada frente al Castalla CF (6-2) en el partido aplazado de la jornada 1. Los de Tormo se acoplan cada vez mejor a Las Espeñetas, su nueva casa forzada, a pesar de las precarias condiciones del campo: socavones en las gradas, césped polvoriento, aspersores que no funcionan y duchas sin agua caliente. Y no, la culpa no es de la DANA. Hubo una época en la que la mediocridad, el cortoplacismo y la cleptocracia fueron la tónica dominante en la política local de nuestra ciudad. Ahora es tarde.

Los cambios tácticos imprimieron al equipo un aire que venía necesitando desde hace semanas. Gonzalo, por delante del lateral, mostró su mejor versión desde que viste la gualdinegra y generó multitud de ocasiones con su dinamismo. En los primeros lances, buscó en profundidad tanto a Josan como a Samu, los hombres más adelantados, pero sin fortuna. En el minuto 19, un buen regate de Josan en la banda derecha propició que el balón cayese dentro del área a Samu Guerrero, quien combinó con Víctor Jara, que descargó hacia Gonzalo en el otro lado del área. El zurdo no perdonó (1-0) y adelantó al Deportiva en la mejor jugada del partido.

La alegría duró poco y el Castalla empató (1-1) con un tiro directo desde el saque de esquina. Una jugada inusual que estuvieron a punto de repetir con otro intento de gol olímpico que se marchó al poste al final del primer tiempo. Antes, el Deportiva había tomado de nuevo el control del partido con un gran cabezazo de Libu (2-1) en el primer palo tras un saque de esquina de Rosendo.

La segunda parte comenzó como la primera. El Deportiva agobió al Castalla desde el pitido inicial y, fruto de esa ambición, aprovechó un rápido saque de banda desde posiciones avanzadas para que el balón cayese a Samu Guerrero en el pico del área pequeña. Este, es un juego de prestidigitación, se inventó una chilena maravillosa que colocó el tercero (3-1) en el marcador. 

El Castalla, en una réplica del primer tiempo, anuló el efecto del gol oriolano a los 2 minutos. Una falta frontal a unos 25 metros de la portería situó el 3-2 en un lanzamiento que Cristian no pudo blocar. Con todavía 40 minutos por delante, el Deportiva tuvo que gestionar una situación de ventaja como ya hiciese el domingo pasado frente al Rafal. Esta vez, la moneda salió cara.

A falta de 10 minutos, y tras un majestuoso control dentro del área, Samu Guerrero se giró con maestría y remató el cuarto (4-2) dentro de la portería castallense. Una vez más, el gran delantero oriolano demostró por qué multiplica su peligro conforme se acerca al área. En los últimos minutos, el Castalla se quedó con 10 y el CFP lo aprovechó para sentenciar con dos goles más. Primer0 fusiló Mario Valentinov, dentro del área, tras una gran asistencia de Samu con el pecho (5-2). El sexto y definitivo gol, ya en el tiempo de descuento, lo anotó Rosendo en un lanzamiento magistral de falta.

El Deportiva sonríe, espanta fantasmas y se agarra a la solidez de su doble pivote, a la ilusionante sociedad que prometen Víctor Jara y Samu Guerrero y al oficio de campeón que tantas tardes de alegría nos dio la temporada pasada. 

El próximo domingo, en Sax, el CFP Orihuela Deportiva visita el campo del líder a las 16:30.

 

Por parte del CFP Orihuela Deportiva lucharon: Cristian; Tatto (Abel), José Berná (Manuel Jesús), Libu (Raúl Castaño), Mario Sánchez; Gonzalo, Rosendo, Vegara , Josan, Samu Guerrero y Víctor Jara (Mario Valentinov). Ent: Mario Tormo.

Goles: 1-0 Gonzalo, 2-1 Libu, 3-1 Samu Guerrero, 4-2 Samu Guerrero, 5-2 Mario Valentinov, 6-2 Rosendo

Unos 300 espectadores en Las Espeñetas

CFP Orihuela Deportiva 1-2 CF Rafal

El Orihuela Deportiva volvió a perder (1-2) frente al CF Rafal en su primer partido de liga como local en esta temporada. Los de Mario Tormo mejoraron su imagen, pero no fue suficiente para puntuar y ya cuenta con 3 derrotas en los 3 partidos disputados hasta la fecha.

El choque comenzó con dominio del Deportiva, que produjo varios acercamientos peligrosos a través de Guille y Mario Valentinov, sus hombres de banda, pero sin encontrar la fortuna del gol. Rosendo, fiable como siempre en el balón parado, generó peligro a través de saques de esquina y faltas laterales.

La buena adaptación tanto al cambio de sistema como al nuevo campo de los gualdinegros, Las Espeñetas, animó a los de Tormo y les hizo ganar en confianza. Prueba de ello fue el gol de Samu Guerrero (1-0) en el minuto 3 de la reanudación, quien fusiló desde el punto de penalti tras un gran control con el pecho. El CF Rafal, que ya había amenazado con acercamientos peligrosos y un tiro al palo en la primera parte, redobló sus esfuerzos en la búsqueda del gol.

El Deportiva, por su parte, trató de cerrar el partido con la entrada de Manuel Jesús. Además, aprovechó la expulsión por doble amarilla de un hombre del Rafal para volcar el campo hacia la portería visitante, pero se encontró con un penalti en contra provocado y parado por León, que reeditó la acción del partido frente al Balompédica La Cueva. Este lance animó al equipo rafaleño, que apretó a un Deportiva lanzado en ataque pero carente de puntería. Tras desaprovechar varios contraataques, el Deportiva también se quedó con 10 por la expulsión del juvenil Borja, el cual vio dos tarjetas amarillas en la misma jugada. Esta inusual acción fue en la línea del arbitraje perpetrado por el colegiado del partido, tanto o más protagonista que los propios jugadores.

En el minuto 90, y tras decenas de choques y contactos, el Rafal empató (1-1) con un acrobático remate desde fuera del área. Un golazo inalcanzable para León que hizo justicia a lo visto sobre el verde. Pero solo representó un preludio del mazazo final. El Deportiva fue incapaz de gestionar los últimos minutos en un campo que se demostró beneficioso para sus intereses y se vio superado por las dudas, los miedos y el cansancio. En el minuto 93, tras una internada por la izquierda, el balón se paseó por el área tras un buen pase raso y terminó en las mallas con un remate en el segundo palo, sin oposición (1-2)

El próximo miércoles 9, a las 19:30, el Deportiva recibirá al Castalla en Las Espeñetas para buscar revancha y obtener los primeros puntos de la temporada.

Por parte del CFP Orihuela Deportiva lucharon: León; Tatto (Manuel Jesús), Libu, Mario, Gonzalo; Guille, Rosendo, Vegara (Borja), Mario Valentinov (Josan); Samu Guerrero y Víctor Jara. Ent: Mario Tormo

Goles: 1-0 Samu Guerrero

Unos 350 espectadores en el Polideportivo ‘Las Espeñetas’

CRISTIANO LUCARELLI, EL AMOR A UNOS COLORES POR ENCIMA DEL DINERO

Tras el mediatismo suscitado por el galardón ‘‘The Best’’, donde las estrellas del deporte rey lucen sus mejores trajes diseñados por las mejores marcas mientras pasean triunfantes por la gala, resuena el eco de la ausencia de Cristiano pese a la estrecha distancia entre Milán (sede de la gala) y Turín (lugar de residencia del astro portugués). Bien sabido es que el circo deportivo es argumento suficiente para llenar portadas de prensa. La historia de hoy tiene a otro Cristiano de protagonista utilizando de escenario la misma Italia, aunque sí es cierto que engloba dos realidades distintas dentro del mundo del fútbol.

Entre las calles portuarias de Livorno, un 4 de octubre de 1975 nació Cristiano Lucarelli. De orígenes muy humildes, el joven Cristiano ayudaba a su padre en los duros trabajos como estibador mientras siempre llevaba consigo una pelota para jugar con su hermano Alessandro. Como si fuera algo del destino, Lucarelli iría madurando una ideología de izquierdas bien clara y definida mientras crecía en su ciudad, sede del Partido Comunista Italiano tras su nacimiento en 1921. A todo esto se le sumaría el amor incondicional al equipo de su vida, el AS Livorno Calcio. Lucarelli no veía el éxito en tener innumerables posesiones de incalculable valor mientras triunfaba en la Juventus o en el Milán, sino en poder mostrar lealtad al club de su ciudad natal, que a su vez, es el club de fútbol referencia de la izquierda italiana.

Lucarelli no destacó por su sedentarismo en el fútbol, sino más bien por ser un trotamundos de la serie B y C tras su paso por clubes como Perugia, Cosenza o Padova. Sin embargo, en estos clubes demostró ser un formidable killer del área, ya que con su 1.88 de altura, consiguió un elevado número de goles que le permitieron llegar a la serie A con el Atalanta, ganándose una alta reputacion como una de las promesas del fútbol italiano. Todas estas hazañas le llevaron a ser convocado por las categorías inferiores de la selección azzurra, dejando una de las anécdotas extradeportivas más curiosas del fútbol: tras un gol marcado con la selección Sub-21 en un amistoso contra Moldavia en 1997, el delantero toscano nunca dejó de lado su militancia política y celebró el tanto levantando el puño mientras mostraba bajo la equipación del combinado italiano, una camiseta con la famosa silueta del Che Guevara. Todo ello generó un revuelo tan alto que la Federación Italiana expulsó al livornés de la selección. Pese a ello, su compromiso y sus principios permanecieron intactos ya que tenía un objetivo bien claro:
triunfar con el club de sus amores.

Sin embargo, los caminos de Lucarelli y el Livorno tardarían en encontrarse ya que tras su debut en la serie A con el Atalanta, el Valencia se haría con los servicios de la joven estrella italiana. Pese a tener la influencia de un entrenador compatriota como Claudio Ranieri y ganar la Copa del Rey; la temporada de Lucarelli no fue la idónea, lastrada por lesiones que solo le permitió marcar 1 tanto. Es así como volvió a Italia, enrolándose en las filas del Lecce dando lugar a su renacer goleador marcando 27 goles en dos temporadas. A raíz de todos estos acontecimientos, el nombre de Lucarelli ganó peso, llegando a tener ofertas millonarias de clubes de la Serie A. Sin embargo, los valores del delantero italiano iban por encima del dinero, y es así como abandonó el Torino para recalar en su querido Livorno, recién ascendido a la Serie B. Tras una exitosa temporada, y luciendo el 99 (año de fundación de la Brigate Autonome Livornesi, de tendencia comunista), Lucarelli fue el gran partícipe del ascenso del Livorno a la Serie A.

Pese a todo esto, la vida le depararía más sorpresas al delanterio livornés, y es así como la siguiente temporada con el Livorno sería Capocannoniere de la Serie A con 24 tantos, siendo el gran artífice de la primera clasificación a Europa en la historia del conjunto amaranto. Posteriormente, el jugador toscano saldría del Livorno para fichar por el Shakhtar Donetsk ucraniano. Sin éxito por las tierras del este, a los meses de su fichaje volvió a Italia para fichar por el Parma, y posteriormente dar fin a su carrera en el Nápoles con 37 años, comenzando así su periplo como entrenador. Sin duda, Lucarelli fue el máximo exponente de que la felicidad no la aporta el dinero y el éxito en un club de primer nivel, sino poder practicar el deporte que amas en el club de tus amores, ajeno a todos los flashes de las cámaras que impactan en los rostros de las estrellas del deporte como ocurre en el galardón ‘‘The Best’’.

Escrito por: Borja Sarmiento Menárguez.

Santa Pola 2-0 CFP Orihuela Deportiva

Crear un equipo de fútbol es divertido. Eliges los colores, el escudo, a los jugadores. Los cánticos. Sueñas con ascensos. Pasas por todos y cada uno de los campos de la comarca. Posteriormente, por los del resto de la provincia. Te sorprendes. ¿Cómo es posible que hasta pueblos de 2000 habitantes tengan mejores instalaciones deportivas que Orihuela? ¿Hacia dónde carajo ha fluido el dinero público durante los últimos 35 años? ¿Necesitamos una inundación para evidenciar carencias que se conocen legislatura tras legislatura?

Santa Pola, por supuesto, no fue una excepción. El buen estadio Manolo Maciá acogió al Deportiva en una mejorada versión del equipo gualdinegro. El progreso, eso sí, no fue suficiente para evitar la derrota (2-0) ante un Santa Pola superior.

El equipo costero fue incapaz de crear un gran número de ocasiones, pero fue más certero que los amarillos. En el minuto 15, tras una jugada ensayada a la salida de un córner, la escuadra santapolera se adelantó en el marcador (1-0) con un trallazo imposible para León que los locales ejecutaron desde la frontal del área.

El resto de la primera parte fue un quiero y no puedo por parte del visitante, que solo creó peligro a través del balón parado que tan bien proyecta Rosendo. Tras la reanudación vimos los mejores minutos del Deportiva en estas dos jornadas. Primero fue Vegara, con un gran chut desde fuera del área, y después Rosendo, con una falta magistral, los que pudieron igualar la contienda. Tras ese arreón, el Deportiva tuvo más dificultades para canalizar el juego por las bandas y el Santa Pola recuperó el control. 

Conforme pasaron los minutos, el CFP se empequeñeció y tuvo más dificultades para vincular defensa y ataque. El equipo se estiró y sufrió con cada pérdida en el centro del campo. En una de esas, el Santa Pola finiquitó el choque en una buena combinación que acabó con un pase de la muerte y un disparo cruzado que supuso el segundo y definitivo gol (2-0).

El Deportiva mostró arrojo y no se dio por vencido, pero no tuvo capacidad para encontrar la portería rival. Una gran parada de León y el desacierto en ataque de los santapoleros evitaron un marcador más abultado. 

Los amarillos recuperan sensaciones poco a poco, pese a que siguen lastrados por la ausencia de un futbolista tan importante en su esquema como Yoel Albarracín, capaz de modificar la línea de presión y el sistema ofensivo gracias a su versatilidad.

Los resultados positivos volverán pronto. Rendirse no es una opción.

 

Por parte del CFP Orihuela Deportiva lucharon: León; Guille (Tatto), Mario Sánchez, José Berná, Raúl Castaño (Abel), Gonzalo; Rosendo, Vegara; Samu Guerrero; Mario Valentinov (Víctor Jara), Josan (Trino). Ent: Mario Tormo

Unas 300 personas en el estadio Manolo Maciá de Santa Pola