Orihuela Deportiva 4-0 Benijófar

El Deportiva recibió al CD Benijófar, que ganó los cuatro enfrentamientos anteriores entre ambos equipos. La diferencia clasificatoria tardó en notarse más de 60 minutos. Hasta entonces, el Deportiva solo tuvo un par de ocasiones: un tiro al palo de Yoel, siempre atento cerca del área, y el primer gol del partido (1-0) en propia puerta, tras un buen centro de Diego.

El Benijófar jugó a un gran nivel, especialmente en los primeros 15 minutos de la segunda parte: un tiro al larguero, un mano a mano que salvó con atino Vicente bajo palos y alguna buena intervención de León. En el minuto 65, y tras un extraordinario remate de Roque que sacó el portero rival, Samu Guerrero apareció para anotar el segundo (2-0) y acabar con las esperanzas del colista. 

El juego de Samu entre líneas es resolutivo y su influencia en el juego es absoluta con el balón en los pies. Yoel, sin embargo, no lo necesita para marcar diferencias. Dos carreras al espacio dejaron en evidencia a la zaga rival. En la primera el portero solventó como pudo el disparo a bocajarro. En la segunda, el delantero del Deportiva no perdonó (3-0) y anotó tras una preciosa vaselina.

El choque nos dejó varias notas positivas, como el regreso de Kino tras su lesión, el cerrojo de León que volvió a dejar su portería a 0 y, sobre todo, el ansiado primer tanto liguero de Manuel Jesús (4-0) en los instantes finales.

Loren Juarros jugó en la Real Sociedad la mayor parte de su carrera. Fue uno de los últimos en esa estirpe de los jugadores antiguos, convertidos hoy en leyendas por los nostálgicos que aborrecen el fútbol moderno. Además, con sello propio: jugó en primera división más de 400 partidos, primero como delantero centro y después como defensa central. Cuando se retiró en 2002, el fútbol ya había cambiado para siempre. Ese año llegó el euro a España y, al año siguiente, David Beckham. No estábamos preparados.

Hoy los jugadores son polivalentes, multiposicionales y se adaptan a variantes tácticas con y sin balón. Al menos eso dicen los comentaristas de la tele, que se han inventado un idioma propio y eso siempre tiene mérito, aunque no te entienda nadie. Pero casi ninguno de esos futbolistas podría emular a Loren.

Manuel Jesús nunca jugará 400 partidos en primera división. Sin embargo, ha pasado en sólo unos meses de ser defensa central a ocupar la delantera del Deportiva. El proceso de adaptación ha ido acompañado de esfuerzo, algunos fallos y mucho amor propio. No es Loren, aquel jugador de los ochenta y noventa de los que ya no hay, pero se parece a su manera. El gol más merecido de la temporada.

Por parte del CFP Orihuela Deportiva lucharon: León; Diego, Sergio (José Berná), Vicente, Fede, Guille (Abel); Bambi (Kino), Edu; Roque, Samu Guerrero, Yoel (Manuel Jesús). Ent: Mario Tormo

Goles: 1-0 p.p, 2-0 Samu Guerrero, 3-0 Yoel, 4-0 Manuel Jesús

Unos 200 espectadores en las gradas del Polideportivo del Palmeral.

Grupo Caliche 1-1 CFP Orihuela Deportiva

La intensidad llegó al fútbol. Las frases-de-sobre-de-azúcar plagan las redes sociales de cada equipo, e incluso algún comentarista suple su talento con lemas vacíos e insulsos. “Es un sentimiento”. “No se puede entender”. ¿Qué clase de privilegio genético comporta ser de tu equipo y no del de en frente? ¿Quién no va a entender que animes al Celta si eres de Vigo?

El fútbol se hereda y, en el mejor de los casos, se elige. Nosotros elegimos no fiar nuestro futuro a caciques, empresas omnipotentes o instituciones públicas. Con ese espíritu fue el Deportiva al Pilar de la Horadada para enfrentarse al mejor equipo local de la liga. El Grupo Caliche. El clásico intercambio de golpes de los primeros 15 minutos salió cruz para el CFP. Tras una gran ocasión de Yoel, el Caliche se adelantó en el marcador con un balón que desvió Vicente (1-0) en propia puerta. La desafortunada acción trajo consigo un cambio de actitud de los amarillos. Apenas 10 minutos después, un claro penalti igualó el encuentro (1-1) tras una impecable definición de Yoel.

El partido se puso muy a favor del Deportiva cuando en el minuto 30 se quedó con un jugador más sobre el césped. Por desgracia, esa superioridad no se reflejó en el juego salvo en momentos puntuales, como en la clarísima ocasión que tuvo Manuel Jesús dentro del área y que se marchó al lateral de la red. Las fuerzas terminaron por igualarse con la expulsión por doble amarilla de Trino, que vio la segunda amarilla por una zancadilla en el centro del campo. 

La salida de Roque no causó esta vez el efecto esperado y, pese al dominio territorial de los últimos minutos, el Deportiva estuvo falto de ese empuje extra para llegar a puerta con claridad. El empate (1-1) deja al Deportiva en segunda posición, a 1 punto del Albatera. En el próximo encuentro el Deportiva recibirá al Benijófar, colista de la categoría. Una buena oportunidad para que todos aquellos que no lo conozcan, descubran qué eso del fútbol popular y qué lo distingue de las consignas vacías y facilonas que se oyen por ahí.

 

Por parte del CFP Orihuela Deportiva lucharon: León; Guille, Vicente, Fede, Raúl, Abel (Diego); Trino, Edu (Bambi); Samu Guerrero, Yoel y Manuel Jesús (Roque). Ent: Mario Tormo

Goles: 1-0 Vicente (p.p), 1-1 Yoel (p.)

Unas 250 personas en las pistas David Martínez del Pilar de la Horadada.

CFP Orihuela Deportiva 3-0 CD Torrevieja

¿Qué sería del fútbol si no fuera injusto de vez en cuando? Nos quedaría un deporte abocado a lo previsible, al lucimiento de los mejores. De los mejores pagados, claro. En un deporte sin injusticia, ¿qué papel tienen los clubes pequeños? ¿por qué nos molesta tanto que un equipo se defienda como pueda? La traición al merecimiento es lo que le da vida a la pelota.

El Deportiva va tomando aire de equipo grande dentro de la categoría. Sin un juego preciosista, domina casi todos los partidos, llega más al área rival de lo que le llegan a la propia y a veces hasta hace gol cuando menos lo merece. Frente al CD Torrevieja, arrancó con poca intensidad. Como esperando un gol que llegara por inercia, pero en el infrafútbol sólo existe la inercia de la pierna fuerte en cada choque. 

Ese exceso de confianza se mezcló con una falsa sensación de merecimiento. El Torrevieja se defendió como pudo y el Deportiva fue incapaz de más. El descanso fue un necesario punto de inflexión en un CFP en el que tan solo el desborde de Roque había sorprendido a los salineros. 

La segunda parte confirmó lo que intuíamos. La entrada al campo de Samu Guerrero volcó el partido hacia una de las porterías. El conjunto visitante se encastilló en un honrado y lógico ejercicio. Primero Guille (1-0) con un fantástico cabezazo en el segundo palo y después Roque (2-0) en un certero mano a mano, similar al que anotó Samu frente al Albatera, sentenciaron el encuentro. 

Los últimos minutos sirvieron para que Bambi se hiciese dueño del centro del campo y controlase el encuentro. Yoel, ambicioso, intentó su gol hasta que llegó (3-0) en el tiempo de descuento. Con esta victoria el Deportiva se mantiene en la segunda posición, a tan sólo un punto del Albatera.

No debería molestarnos tanto que un equipo luche y se defienda como pueda. Al fin y al cabo, esa es la camiseta que nos ponemos cada día en nuestra vida real. La del que lucha y se defiende como puede, sin ser favorito ni más fuerte que el rival. A pesar de las circunstancias. 

Por parte del CFP Orihuela Deportiva lucharon: Cristian; Guille, Fede, Vicente, Raúl, Abel (Diego); Trino (Bambi), Edu; Roque, Yoel, Manuel Jesús (Samu Guerrero). Ent: Mario Tormo

Goles: 1-0 Guille, 2-0 Roque, 3-0 Yoel

Unas 200 personas en el Polideportivo del Palmeral.

Orihuela Deportiva 1-3 Albatera

Los estadounidenses suelen marcar tendencia. En el deporte usan la estadística avanzada como un arma competitiva más, como se muestra en Moneyball, y tienen sistemas de redistribución de la riqueza y el talento a través del draft o el límite salarial. Y a pesar de todo eso nosotros hemos importado Halloween, las hamburguesas low cost y las películas de Sandra Bullock

Hordas de jóvenes poblaron nuestras calles disfrazados debido a esa tradición calabacesca de Halloween. Otros, con mejor gusto, poblaron el Polideportivo del Palmeral para gozar con la intensidad de un encuentro impropio de nuestra categoría. Desde el principio se observó el nivel de los dos mejores equipos del grupo y la competitividad del encuentro. 

Apenas 10 minutos necesitó el Albatera para adelantarse (0-1) y someter al Deportiva durante casi toda la primera parte. Cuando el CFP controló la ansiedad comenzó a llegar con peligro a través de Roque y Guille, hasta que en los últimos instantes de la primera parte Samu Guerrero aprovechó con brillantez un balón en profundidad y colocó el empate (1-1).

En la segunda mitad, los porteros confirmaron su altísimo nivel con paradas de mérito en ambas porterías. Finalmente, el gol decisivo terminó llegando a favor de los visitantes, que aprovecharon un balón en largo (1-2) a unos 25 minutos del final. A pesar de anotar en situaciones aisladas, como en el posterior contragolpe que situó el definitivo 1-3 en el marcador en el minuto 95, el Albatera fue un equipo competente tanto con el balón como a nivel físico y táctico. Uno de los mejores rivales de nuestro equipo en los últimos 3 años.

El liderato pasa ahora a manos del Albatera y deja a nuestro bravo equipo en segunda posición, a tan solo 1 punto del primer puesto.

 

Por parte del Orihuela Deportiva lucharon: León; Guille, Fede, Vicente, Sergio (Bambi), Edu (Abel); Trino, Raúl; Roque (Manuel Jesús), Yoel y Samu Guerrero.

Goles: 1-1 Samu Guerrero

Unas 300 personas en el Polideportivo del Palmeral.

Torrevieja 1-2 CFP Orihuela Deportiva

Torrevieja y Orihuela Deportiva suena a clásico. De los de verdad. Hay ahí décadas de palos, piques y barro. Denominación de origen de la Vega Baja. Las instalaciones de ahora son mejores, con la excepción de los ruinosos campos de nuestra ciudad, pero la esencia se mantiene gracias a los jugadores e hinchas de la tierra.

A lo otro se empeñan en llamarlo clásico. Nunca se le llamó así y no se parece en nada a lo que era. Es un partido para turistas en el campo y un producto para el mercado asiático en lo televisivo. Lo juegan multinacionales desarraigadas y con un difuso rastro de sus canteras sobre el césped. 

El clásico empezó con tragicomedia para el Deportiva: en 13 minutos, un gol y dos lesiones. Primero Rosendo en el calentamiento, y luego Mario tras un gran robo en campo rival que le dejó solo delante del portero. El mano a mano fue el primero (0-1) de los amarillos. Tras hacer el gol del cojo, con una brillante definición, tuvo que pedir el cambio y salir del campo en brazos.

Después, el Torrevieja tuvo más y mejores ocasiones. Mano a mano, a balón parado y hasta un tiro al poste. En el descuento de la primera parte llegó al fin el empate (1-1) tras una falta lateral. Los salineros jugaron con dureza, hasta que en el minuto 58 una dura entrada provocó la expulsión que dejó al Deportiva en superioridad más de media hora.

El tramo final decantó el partido del lado gualdinegro con diversas llegadas al área y ocasiones de peligro. Guille, en una atrevida internada por la banda, provocó un claro penalti que Yoel se encargó de transformar (1-2). Este gol reflejó la superioridad del Deportiva y la ambición del equipo desde que empezó la temporada hasta ahora, con el liderato en solitario.

La importante victoria del CFP en el Nelson Mandela nos deja varias claves futbolísticas y una duda: ¿de verdad es Yoel Albarracín un jugador de segunda regional? Otros se lo pierden. Entiende sobradamente el juego y la verticalidad que requiere esta categoría. Tiene gol. Defiende. Puede jugar en 5 posiciones diferentes y posee un físico privilegiado. Uno de los nuestros.

Por parte del CFP Orihuela Deportiva lucharon: Cristian; Kino (Guille), Fede, Vicente, Isidro, Abel (Diego); Raúl, Trino (Edu); Roque, Mario Valentinov (Yoel) y Samu Guerrero. Ent: Mario Tormo

Goles: 0-1 Mario Valentinov; 1-2 Yoel (p.)

Unas 250 personas en el estadio Nelson Mandela de Torrevieja