Bigastro CF 0 – 1 CFP Orihuela Deportiva

Si en el fútbol hay leyes, en el infrafútbol también. Una de ellas nos dice que hay que saber sufrir. El Deportiva demostró gran madurez y solidez en uno de los feudos sin duda más complicados de la categoría.

Tras una gran tormenta que regó las huertas de nuestra querida Vega Baja dio comienzo la contienda. El rival un histórico de la Regional, el escenario digno de las grandes citas.

Partido de tú a tú entre dos grandes conjuntos que se conocen y respetan. La ocasión en la primera parte fue para los de casa. Pero León voló y evitó el gol. Aún así el Deportiva transmitía peligro constante con sus hombres de arriba.

La segunda parte el guión se inclinó para el equipo gualdinegro. Una zaga que mostró seguridad y solidez. Virtudes sagradas cuando defiendes y eres la última línea.

Momentos. Sí, el fútbol también son momentos, estar o no estar, llegar o no llegar, ser o no ser en definitiva. Y el momento llegó.
Para la memoria de todos los allí presentes quedará la parábola que dibujó el balón al golpeo de Roque. Golazo. Roquetazo. En el momento oportuno de partido. Cuando el rival aprieta y toca ir a cada balón como si fuera el último.

Pero si hablábamos de máximas en el fútbol, otra de ellas tiene que ver con el buen planteamiento de los partidos. El fútbol como juego tiene fases, la misión del entrenador es trazar un plan, y la de los jugadores interpretarlo. Gran acierto de Mario, tocando las piezas oportunas en el inicio y el transcurso del juego.

Y así acabó el partido, 0-1 en una de las salidas más importantes de la temporada y el Deportiva se coloca líder del grupo en la jornada 5 por primera vez en su historia. Hay muchos sueños de nuestra gente que pasaban por esta momentánea felicidad. Momentos.

Pero esto no para. El próximo sábado más. El rival un Albatera empatado a puntos. ¿Te lo vas a perder?. El fútbol del asogue entre semana a la espera del partido. El fútbol modesto, auténtico, el que transmite emociones. Inigualable.

#CFPOrihuelaDeportiva
#NoHayOtroIgual
#LaFuerzaDeMuchas

CFP Orihuela Deportiva 3-1 Daya Nueva

Galeano decía que “el fútbol es una fiesta para los ojos”; Jorge Valdano, que no aspirar a la belleza es de “mediocres”; y Luis Aragonés, que lo único importante es “ganar, ganar y ganar“. Los tres aforismos son ciertos en parte, pero sólo con el de Luis se puede sobrevivir en segunda regional.

En la caverna del infrafútbol sólo importa el cuánto. No importa cómo y mucho menos por qué. El Orihuela Deportiva recibió al líder con la única misión de ganar, ganar y volver a ganar. Tras un tiro al larguero del rival en el primer minuto, el CFP lo intentó en las botas de Roque y Yoel. Se sacudió la presión y apretó los dientes. A los 20 minutos de partido llegó la asistencia de Rosendo desde el saque de banda para que se estrenara Vicente con un buen remate de cabeza (1-0). A partir de ahí, el Daya Nueva pudo empatar en varias ocasiones y mereció más.

La diferencia entre los equipos que pueden y los que quieren es la capacidad de los primeros para superar angustias. El Deportiva sabe sufrir. Tras una dura primera parte, los amarillos se espantaron los agobios con el segundo tanto (2-0) en las botas de Samu Guerrero. Una internada incisiva y valiente de Guille terminó con un buen tiro de Yoel, que el portero despejó como pudo y que Samu no perdonó. 

En el tramo final, el Daya se acercó en el marcador (2-1) durante unos minutos. Pocos. Los que tardó Samu en aprovechar otro rebote dentro del área para colocar el tercero (3-1) y sentenciar el partido. Tercer gol del delantero del Deportiva en liga y segunda asistencia en el partido para Rosendo, de nuevo desde la banda. Sabíamos de su guante en el pie, pero ahora también exhibe el de las manos y se reivindica como el jugador más fiable del equipo en este primer mes de competición.

A Luis Aragonés no le llamaban ‘el sabio‘ por llevar medio siglo en el fútbol. Ni se le respetaba tanto por sus éxitos. Ese tío tuvo como jefes a Lopera, a Jesús Gil y a Ángel María Villar, entre otros. Su cargo pudo depender del Cristo del Gran Poder, de un tipo que hablaba con su caballo o de un señor que lleva 30 años diciendo ‘fúrbol’. Si tamaño superviviente dijo que lo importante es “ganar, ganar y ganar“, ¿quiénes somos nosotros para contradecirle? 

 

Por parte del CFP Orihuela Deportiva lucharon: León; Guille (Sergio), Fede, Vicente, José Berná, Kino (Raúl Castaño); Trino, Rosendo; Roque (Edu); Yoel (Manuel Jesús) y Samu Guerrero. Ent: Mario Tormo

Goles: 1-0 Vicente, 2-0 Samu Guerrero, 3-1 Samu Guerrero

CD Cox 1-1 CFP Orihuela Deportiva

Entre el fútbol profesional y el aficionado hay unas cuantas diferencias. Las obvias tienen que ver con la calidad de los jugadores, las instalaciones y los medios que tienen los protagonistas. Hay otras que se nos olvidan de año en año y que la segunda regional se encarga de recordarnos: aquí no triunfa el más virtuoso, sino el que comete menos errores no forzados. Esa máxima también se da en la élite de vez en cuando, pero ese es otro tema.

Lo que pareció un balón sin dueño se convirtió en un malentendido en la defensa del CFP. Minuto 6, regalo en defensa y gol en contra. La ley de la segunda regional. A partir de ahí, el Deportiva demostró carácter, ambición y ganas de gustar. Que aquí se prohíbe regalarla en campo propio, no tocar el balón con criterio. Y los oriolanos lo hicieron durante varias fases de la primera parte, pero con poca profundidad. Solo Trino desde fuera del área tuvo opciones de anotar el empate.

La segunda mitad implicó un cambio radical del paisaje. La entrada de Samu Guerrero revolucionó el encuentro y benefició a Yoel, el jugador más vertical de la plantilla. Con Guille y Kino como principales aliados, los delanteros oriolanos comenzaron a martirizar a la defensa rival. Primero Samu provocó un claro penalti que Yoel no desaprovechó (1-1). Unos minutos después, la caída de Rosendo dentro del área significó un nuevo penalti, que esta vez se marchó fuera por poco.

Los últimos minutos fueron caóticos. Con menos orden que alegría, la moneda pudo caer cruz para cualquiera de los dos equipos, pero las precipitaciones no llevaron hacia el gol. Un punto muy valioso, a pesar de la frustración por la oportunidad perdida. Si respetamos las leyes del infrafútbol, la pelota terminará dándonos la razón. 

Goles: 1-0 Kevin (min. 6), 1-1 Yoel (min. 70)

Por parte del Orihuela Deportiva lucharon: León; Diego (Kino), Fede, Vicente, José Berná, Guille; Rosendo, Trino (Raúl Castaño), Mario (Edu); Manuel Jesús (Samu Guerrero) y Yoel Albarracín.

CFP Orihuela Deportiva 3-0 Montesinos Tododeporte

A veces olvidamos que esto es fútbol aficionado. No por las indignas instalaciones del Palmeral, esas sí nos recuerdan la categoría en la que estamos. Se trata de nuestro nivel de exigencia. El Montesinos Tododeporte ha ganado un partido en los dos últimos años, y claro… un 3-0 contra ellos se nos antoja poco.

El paladar se contamina por esos dramitas del fútbol moderno: estrellas que se pasan 3 partidos sin marcar, clubes indignados por jugar un partido a las 12 de la mañana (como cientos de fútbol base en ese mismo momento) y ese jugador que clama a los cielos por una decisión del VAR. Una decisión juzgada en directo por 4 árbitros, revisada a cámara lenta por otros 5 y contemplada por unos 200 millones de telespectadores. Pero muchacho, por favor, que te está viendo tu familia. 

El Deportiva estuvo falto de ritmo, pero supo golpear pronto. Edu se estrenó como goleador (1-0) con una buena vaselina en los primeros minutos de partido. La falta de acierto del Deportiva en la primera parte provocó dos claras ocasiones del Montesinos, una de ellas desbaratada bajo palos por Vicente.

Los cambios dieron otro empuje al Deportiva en la segunda parte. El ímpetu goleador de Yoel no tardó en dar sus frutos con una definición impecable (2-0) y ya suma dos tantos en este campeonato. Aún tuvo tiempo de asistir en el tercero en una gran combinación con Samu Guerrero, que se estrena con la gualdinegra. Los últimos minutos sirvieron para ver una parada de superior categoría por parte de Cristian, que evitó el tanto visitante.

¿Os acordáis de la célebre final de Champions entre el Milán y el Liverpool de 2005? El Milán se marchó al descanso de aquel partido con una ventaja de 3-0, ante un rival inferior y que parecía inmóvil, casi incapaz. El desenlace de aquello es historia. Hasta un equipo con Cafú, Kaká, Maldini y Pirlo se relajó en el partido más importante de la temporada. 

¿Cómo no van a relajarse voluntarios del balón? Cuestión de paladar.

Goles: 1-0 Edu; 2-0 Yoel; 3-0 Samu Guerrero

Por parte del CFP Orihuela Deportiva lucharon: Cristian; Diego, Vicente, Isidro (José Berná), Sergio, Mario (Guille); Trino, Rosendo, Edu (Kino); Roque (Yoel) y Samu Guerrero.

Formentera 0-3 CFP Orihuela Deportiva

Ya no nos acordábamos de a qué sabía el infrafútbol. En 4 meses de distorsión televisiva, olvidas que los futbolistas de carne y hueso solo gritan cuando les pegan y caen cuando les derriba el rival. El árbitro no tiene cinco asistentes por el campo ni la ayuda de 38 cámaras de televisión. No hay palcos, ni prensa deportiva. Huele a puro, a montadito de lomo y ese que te mira con desaprobación es el abuelo del lateral izquierdo rival.

A los de amarillo que ganaron con suficiencia en Formentera (0-3) les habíamos echado de menos. No salen por la tele,  no son funambulistas de la farándula ni multimillonarios de 18 años. No sabemos si este año sí, si este año nos darán La Alegría. Lo único que sabemos es que nos vamos a divertir.

El Deportiva comenzó con un dominio tibio y algo espeso, que vino acompañado con varias ocasiones claras de Samu Guerrero. El segundo tiempo, sin embargo, fue un vendaval. Fede nos da la altura que necesitábamos atrás, y eso también se nota delante. Su gol (0-1) a la salida de un córner, así como el valiente remate de Roque en el 0-2, prometen un cambio de tendencia en el balón parado. Rosendo y su guante también se quieren divertir.

Los últimos minutos constataron la cómoda victoria del CFP con el remate de Yoel (0-3) en un mano a mano. Samu tuvo la oportunidad de anotar su ansiado gol, pero el árbitro anuló el cuarto del Deportiva por fuera de juego. Buen juego y mejores sensaciones. Esto promete.

Por parte del CFP Orihuela Deportiva lucharon: León, Diego, Sergio, Fede, José Berná, Abel, Rosendo, Raúl Castaño, Kino, Roque, Samu Guerrero; Trino, Mario, Edu y Yoel.