30 AÑOS DESDE EL ASCENSO DEL EXTINTO ORIHUELA DEPORTIVA C.F. A 2ª DIVISIÓN

Hace ya casi cuatro años que esta comarca nos vio nacer, y muchas han sido las personas que han relacionado nuestro nombre con el del extinto Orihuela Deportiva C.F.

Allá por marzo de 2016, más de 40 personas votaron mayoría a favor del actual nombre y, unas semanas más tarde, a favor de nuestro escudo, los cuales sin duda homenajean al club que mayor categoría ha logrado en la Vega Baja.

Desde estas referencias más que notorias, siempre hemos querido señalar dos cosas:
1. Ni somos ni queremos ser el extinto Orihuela Deportiva C.F., pero sí queremos rendir ese homenaje al club que más logros deportivos consiguió en nuestra comarca.
2. Recordar y mantener viva la esencia y el porqué de nuestro existir. Aquel club muere por una nefasta gestión, en la que en menos de 5 años pasa de estar a 3 puntos del ascenso a Primera División, a tener que disolver el club en Regional.

La mayoría de nuestros seguidores que empatizan con nuestras ideas, comparten que un club deportivo no debe tener otro fin que el social, y siempre como alternativa al negocio. Crear comunidad debería ser la única base que sustentara el equilibrio de un club. No entendemos otra forma más horizontal y democrática que desde nuestra humilde posición nos permiten los socios que componen nuestro club, y la forma de trabajo asamblearia de la que partimos. Dicha forma está en constante adaptación basada en la autocrítica, el respeto y el trabajo cooperativo.

A día de hoy seguimos creyendo que un club no debe ser de un accionista/grupo mayoritario, y los claros ejemplos latentes, desde el fútbol Regional hasta Primera División, siguen dando la razón a aquellos locos, que por 2016 se plantaron en Murcia para montar esta “vaina loca del Deportiva”.