CD Torrevieja 0-0 CFP Orihuela Deportiva

Hace casi ocho años, en enero de 2012, Diego Simeone se hizo cargo del Atlético de Madrid. Tras unos meses que discurrieron entre la polémica constante y la vergüenza puntual, como la eliminación en Copa del Rey frente al Albacete Balompié, el club apostó por Simeone. En su primer partido, en Málaga, el Atlético de Madrid no consiguió tirar a puerta. Desesperó a su rival, a los televidentes e incluso a su propia afición… Pero consiguió no perder. Aquel empate a cero, que parecía anodino y tan insulso como el resto de la temporada, fue el primer gramo de hormigón de unos cimientos duraderos y estables. La primera piedra de un futuro brillante.

Agustín Mompeán no se ha encontrado un equipo roto, ni mucho menos. Pero, como Simeone en Málaga en aquel invierno de 2012, ha priorizado la estabilidad sobre cualquier otro aspecto. El Deportiva empató un partido (0-0) en el que el CD Torrevieja llegó más y con más peligro, pero en el que los oriolanos demostraron una solidez con la que ya encadenan cinco partidos consecutivos sin perder.

El nuevo técnico gualdinegro no planteó grandes cambios respecto a lo que nos tenía acostumbrados Mario Tormo. Con una alineación condicionada por las bajas, el club popular resistió bien el poderío físico de los salineros y los arreones a los que se vio sometido. Primero salvó León, con dos grandes paradas en el primer tiempo. Después, el desacierto de los atacantes torrevejenses de cara a gol impidió que se adelantaran en el marcador. Por último, en la segunda parte, la inteligencia táctica de Tatto y Mario Sánchez dieron aire a los gualdinegros frente a las acciones ofensivas de un CD Torrevieja volcado.

Pese al dominio de los locales, que dispusieron de al menos cuatro buenas ocasiones, los de Mompeán aumentan la racha de partidos sin perder, puntúan en una cancha muy difícil y asientan los cimientos de un futuro prometedor. 

 

Por parte del CFP Orihuela Deportiva lucharon: León; Tatto, Mario Sánchez (Berná), Fede, Gonzalo; Josan (Víctor Jara), Manu (Raúl Castaño), Rosendo, Abel (Valentinov); Samu Guerrero y Trino. Ent: Agustín Mompeán

Unos 250 espectadores en el Nelson Mandela de Torrevieja