CFP Orihuela Deportiva 0-1 Callosa B

El Deportiva rompió su buena racha, de dos victorias consecutivas, con una dolorosa derrota en casa frente al Callosa B (0-1). No fue un partido cómodo para ninguno de los dos equipos, como tampoco lo fue para los aficionados que se dieron cita en el mermado campo oriolano de Las Espeñetas. Con parte del graderío cerrado, los presentes tuvieron que comprimirse en la debilitada grada que queda abierta. Habida cuenta de la población, historia y magnitud de Orihuela, ¿es posible que tengamos las peores instalaciones deportivas de España?

El equipo callosino se acopló mejor que el Deportiva a un partido que tuvo más golpes que ocasiones. Pese a ello, en la primera parte se vieron las mejores: primero con una doble oportunidad visitante que Cristian salvó con brillantez. Después, con un disparo al larguero ya en las postrimerías de la primera mitad. El Deportiva, por su parte, solo se acercó con una jugada aislada de Josan y con un peligroso remate de Samu Guerrero, en otra ejecución genial de Rosendo a balón parado.

Una salida temeraria del portero callosino acabó con una brecha en la cabeza de Libu que forzó su sustitución en el minuto 34. También Sergio tuvo que ser cambiado en el descanso por un duro golpe que le dejó con un diente maltrecho. A pesar de la dureza del rival, el árbitro permitió los golpes. Con las palabras, eso sí, fue más riguroso. Trino fue expulsado en el minuto 62 tras ver dos tarjetas amarillas por protestar.

Pese a que el rival fue mejor que el Deportiva, tanto en igualdad numérica como tras la expulsión de Trino, estamos en condiciones de afirmar que el arbitraje fue nefasto. De esos que desaniman a los futbolistas, que indignan a los aficionados y de los que desincentivan la afición por el fútbol regional: para ver hostias, nos vamos a un ring. Al menos allí se las pegan profesionales.

En los últimos minutos, cuando el partido parecía abocado al empate, una falta lateral en la parte izquierda del ataque callosino provocó el único gol de la contienda. Un lanzamiento directo magistral dejó el 0-1 definitivo en un balón ante el que Cristian no pudo hacer nada. En los últimos instantes, Rosendo contragolpeó con un chut de falta al larguero, pero al Deportiva le faltó algo de ímpetu para encerrar al rival en esos compases finales.

Pese a la derrota, el CFP muestra mejoría en cuanto al estado físico, se agarra al fantástico inicio de liga de Mario Sánchez en la parcela defensiva y confía en seguir sumando en su próximo choque frente al Altet el próximo fin de semana.

Por parte del CFP Orihuela Deportiva lucharon: Cristian; Sergio (Trino), Mario Sánchez, Libu (Fede), Guille, Mario Valentinov (Víctor Jara), Rosendo, Raúl, Gonzalo; Josan (Manuel Jesús) y Samu Guerrero. Ent: Mario Tormo

Unas 250 personas, apiñadas como sardinas, en en Polideportivo de Las Espeñetas