CFP Orihuela Deportiva 1-0 Algueña CF

El Deportiva venció al Algueña (1-0) en un encuentro en el que jugó mejor y tuvo más hambre que su rival. Además, los tres puntos llegaron con un gran gol de Josan en el descuento. ¿Quién quiere golear pudiendo ganar así? Se ha escrito mucho sobre el cosquilleo de los últimos segundos, pero la realidad es casi siempre menos literaria que algunas plumas. Casi siempre. En otras ocasiones el fútbol llega a ser más fantasioso que los mejores fabricantes de ficción.

En los últimos años se ha tomado conciencia del tiempo que se pierde a lo largo de un partido. Es una de las ruinas del juego, pues aburre al personal e interrumpe el ritmo de los partidos. Tal vez el soccer no funcione en Estados Unidos por este tipo de cosas, aunque casi mejor. Los descuentos, provocados por trileros y porteros perezosos, se alargan. Es una gran noticia, como la transmutación de Álvaro Benito. Teníamos un terrorífico cantante y hemos heredado un notable analista de fútbol. Algunas variaciones hacen del mundo un lugar mejor.

El club gualdinegro tuvo dificultades para entrar en el partido y, pese a plantarse con firmeza en el campo, no fue capaz de generar un fútbol fluido. Al contrario, la presión pegajosa del Algueña se atragantó para el Deportiva. Con el paso de los minutos y, coincidiendo con el bajón fisico de los rojiblancos, el equipo de Agustín Mompeán se soltó y consiguió inquietar desde lejos. 

El empate a cero del descanso justificó lo visto hasta entonces y espoleó al CFP Orihuela Deportiva. La segunda mitad comenzó con una actitud y un dinamismo que reclamaban los tres puntos para los de casa. La balanza se terminó de decantar cuando el Algueña se quedó con un futbolista menos tras una brutal entrada sobre León. A partir de ese momento, en el partido imperó la ley de Samu Guerrero. El atacante local dio una exhibición de balones al espacio para las carreras de Víctor Jara y Josan, principalmente. La superioridad de Samu no se concretó en gol, pese a que estuvo cerca en diversas llegadas al área.

Cuando el encuentro moría y la frustración asomaba por Las Espeñetas, llegó el balón al corazón del área. Abel la puso y Josan, solo ante el arquero, fusiló. Tuvo tiempo de controlar, bajarla, pensar y rematar. A veces tanto tiempo es contraproducente, pero gestionó con habilidad los posibles miedos escénicos. Victoria sobre la bocina contra un rival directo. En el descuento. ¿Cómo no nos va a gustar el fútbol? ¿Cómo no vamos a querer al Deportiva?

 

Por parte del CFP Orihuela Deportiva lucharon: León; Guille (Tatto), Mario Sánchez, Fede, Gonzalo (Abel); Raúl, Rosendo, Mario Valentinov (Josan), Víctor Jara (Sergio); Trino y Samu Guerrero. Ent: Agustín Mompeán

Goles: 1-0 Josan

Unos 250 espectadores en Las Espeñetas