CFP Orihuela Deportiva 6-2 Castalla CF

El Deportiva espantó muchos de sus fantasmas con una tremenda goleada frente al Castalla CF (6-2) en el partido aplazado de la jornada 1. Los de Tormo se acoplan cada vez mejor a Las Espeñetas, su nueva casa forzada, a pesar de las precarias condiciones del campo: socavones en las gradas, césped polvoriento, aspersores que no funcionan y duchas sin agua caliente. Y no, la culpa no es de la DANA. Hubo una época en la que la mediocridad, el cortoplacismo y la cleptocracia fueron la tónica dominante en la política local de nuestra ciudad. Ahora es tarde.

Los cambios tácticos imprimieron al equipo un aire que venía necesitando desde hace semanas. Gonzalo, por delante del lateral, mostró su mejor versión desde que viste la gualdinegra y generó multitud de ocasiones con su dinamismo. En los primeros lances, buscó en profundidad tanto a Josan como a Samu, los hombres más adelantados, pero sin fortuna. En el minuto 19, un buen regate de Josan en la banda derecha propició que el balón cayese dentro del área a Samu Guerrero, quien combinó con Víctor Jara, que descargó hacia Gonzalo en el otro lado del área. El zurdo no perdonó (1-0) y adelantó al Deportiva en la mejor jugada del partido.

La alegría duró poco y el Castalla empató (1-1) con un tiro directo desde el saque de esquina. Una jugada inusual que estuvieron a punto de repetir con otro intento de gol olímpico que se marchó al poste al final del primer tiempo. Antes, el Deportiva había tomado de nuevo el control del partido con un gran cabezazo de Libu (2-1) en el primer palo tras un saque de esquina de Rosendo.

La segunda parte comenzó como la primera. El Deportiva agobió al Castalla desde el pitido inicial y, fruto de esa ambición, aprovechó un rápido saque de banda desde posiciones avanzadas para que el balón cayese a Samu Guerrero en el pico del área pequeña. Este, es un juego de prestidigitación, se inventó una chilena maravillosa que colocó el tercero (3-1) en el marcador. 

El Castalla, en una réplica del primer tiempo, anuló el efecto del gol oriolano a los 2 minutos. Una falta frontal a unos 25 metros de la portería situó el 3-2 en un lanzamiento que Cristian no pudo blocar. Con todavía 40 minutos por delante, el Deportiva tuvo que gestionar una situación de ventaja como ya hiciese el domingo pasado frente al Rafal. Esta vez, la moneda salió cara.

A falta de 10 minutos, y tras un majestuoso control dentro del área, Samu Guerrero se giró con maestría y remató el cuarto (4-2) dentro de la portería castallense. Una vez más, el gran delantero oriolano demostró por qué multiplica su peligro conforme se acerca al área. En los últimos minutos, el Castalla se quedó con 10 y el CFP lo aprovechó para sentenciar con dos goles más. Primer0 fusiló Mario Valentinov, dentro del área, tras una gran asistencia de Samu con el pecho (5-2). El sexto y definitivo gol, ya en el tiempo de descuento, lo anotó Rosendo en un lanzamiento magistral de falta.

El Deportiva sonríe, espanta fantasmas y se agarra a la solidez de su doble pivote, a la ilusionante sociedad que prometen Víctor Jara y Samu Guerrero y al oficio de campeón que tantas tardes de alegría nos dio la temporada pasada. 

El próximo domingo, en Sax, el CFP Orihuela Deportiva visita el campo del líder a las 16:30.

 

Por parte del CFP Orihuela Deportiva lucharon: Cristian; Tatto (Abel), José Berná (Manuel Jesús), Libu (Raúl Castaño), Mario Sánchez; Gonzalo, Rosendo, Vegara , Josan, Samu Guerrero y Víctor Jara (Mario Valentinov). Ent: Mario Tormo.

Goles: 1-0 Gonzalo, 2-1 Libu, 3-1 Samu Guerrero, 4-2 Samu Guerrero, 5-2 Mario Valentinov, 6-2 Rosendo

Unos 300 espectadores en Las Espeñetas