Formentera 0-3 CFP Orihuela Deportiva

Ya no nos acordábamos de a qué sabía el infrafútbol. En 4 meses de distorsión televisiva, olvidas que los futbolistas de carne y hueso solo gritan cuando les pegan y caen cuando les derriba el rival. El árbitro no tiene cinco asistentes por el campo ni la ayuda de 38 cámaras de televisión. No hay palcos, ni prensa deportiva. Huele a puro, a montadito de lomo y ese que te mira con desaprobación es el abuelo del lateral izquierdo rival.

A los de amarillo que ganaron con suficiencia en Formentera (0-3) les habíamos echado de menos. No salen por la tele,  no son funambulistas de la farándula ni multimillonarios de 18 años. No sabemos si este año sí, si este año nos darán La Alegría. Lo único que sabemos es que nos vamos a divertir.

El Deportiva comenzó con un dominio tibio y algo espeso, que vino acompañado con varias ocasiones claras de Samu Guerrero. El segundo tiempo, sin embargo, fue un vendaval. Fede nos da la altura que necesitábamos atrás, y eso también se nota delante. Su gol (0-1) a la salida de un córner, así como el valiente remate de Roque en el 0-2, prometen un cambio de tendencia en el balón parado. Rosendo y su guante también se quieren divertir.

Los últimos minutos constataron la cómoda victoria del CFP con el remate de Yoel (0-3) en un mano a mano. Samu tuvo la oportunidad de anotar su ansiado gol, pero el árbitro anuló el cuarto del Deportiva por fuera de juego. Buen juego y mejores sensaciones. Esto promete.

Por parte del CFP Orihuela Deportiva lucharon: León, Diego, Sergio, Fede, José Berná, Abel, Rosendo, Raúl Castaño, Kino, Roque, Samu Guerrero; Trino, Mario, Edu y Yoel.